Los mejores esquís de fondo para principiantes

Los esquís de fondo son una de las variedades más icónicas y más populares de esquís. Estos esquís son los más estrechos y más largos, y son ideales para cortar a través de campos de backcountry sin cuidado y pistas de esquí empinadas por igual. A diferencia de otras variedades de esquís, esquís de fondo tienen un talón no fijado para un mayor control. Los mejores esquís de fondo para principiantes son flexibles y se inclinan hacia un estilo más amplio para una mayor flotación y control.

Suave y flexible

Un esquí de fondo flexible es más tolerante si eres nuevo en el esquí, un esquí más rígido es mucho más sensible, amplificando cualquier error en su técnica y haciendo movimientos de principiante básico como curvas de cuña más difícil. Busque un esquí con una buena curvatura, que es una medida de la curva ligeramente convexa en el medio del esquí, debajo de la encuadernación. Sus botas y fijaciones funcionan de manera similar, las botas flexibles no le darán el control preciso de la demanda de esquiadores superiores, pero la comodidad y facilidad de uso son grandes compensaciones para los esquiadores principiantes.

De uso múltiple

Dado que muchas pistas de esquí de fondo tienen límites estrictos en qué tipos de esquís de fondo puede utilizar, lo mejor es conseguir un esquí de menos de 70 milímetros de ancho sin un borde de metal. Ir más amplio es generalmente preferible para los nuevos esquiadores, ya que un esquí más amplio le dará un poco más de control y flotación en la nieve no consolidada. Esto le permite caminar en el backcountry cuando las pistas preparadas no satisfacen. Un esquí de fondo que sobresale por diferentes tipos de esquí le permitirá decidir cuál es su preferencia.