La mejor manzanilla para dar a los niños con adhd

Los niños con trastorno por déficit de atención con hiperactividad, o ADHD, muestran signos de falta de atención y distracción en al menos dos entornos diferentes. ADHD no es simplemente una incapacidad de prestar atención en la escuela. El Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales describe el TDAH como desatención e hiperactividad combinada con disfunción ejecutiva. El sistema de funcionamiento ejecutivo en el cerebro es lo que permite muchas funciones de nivel superior, incluyendo la formación de estrategias, la memoria de trabajo y la velocidad de procesamiento. Dado el impacto significativo del TDAH en la vida de un niño, los científicos siempre están buscando formas naturales, como el té, para ayudar. Antes de añadir cualquier suplemento herbario a una dieta, los padres deben consultar al pediatra de su hijo.

Té de camomila

El té de manzanilla tiene una larga historia de ser utilizado para las propiedades curativas. Algunas de las mejores flores de donde se origina el té se encuentran en el valle del río Nilo en Egipto. La flor que produce manzanilla es parte de la familia de la margarita y contiene un compuesto llamado bisabolol, que tiene propiedades anti-inflamatorias y anti-irritantes generales. Los usos medicinales históricos del té de la manzanilla incluyen el tratamiento para el insomnio, los dolores de estómago y la ansiedad. Aunque no contiene cafeína u otros estimulantes como otras terapias convencionales de TDAH, los científicos han investigado los usos del té en las personas con el trastorno.

Aceite de Manzanilla y Humor

Un aspecto importante del TDAH radica en problemas de humor asociados, incluyendo irritabilidad y estados de ánimo negativos. En un estudio clásico realizado en 1992, científicos del Reino Unido probaron el impacto del aceite de manzanilla frente a un placebo en el estado de ánimo. En su estudio imaginativo, que fue publicado en el “British Journal of Medical Psychology”, pidieron a los sujetos que calificaran sus respuestas a varias frases e imágenes positivas y negativas después de la exposición a los aceites. Los resultados mostraron que el grupo expuesto al aceite de manzanilla tenía mejor estado de ánimo y asociaciones más positivas, lo que sugiere que el aceite puede afectar el estado de ánimo.

Manzanilla y ansiedad

La ansiedad se asocia a menudo con el TDAH porque cuando los niños luchan con la falta de atención, se preocupan por la escuela y las relaciones sociales. Un estudio realizado en 2009 examinó el uso de la manzanilla en el tratamiento de la ansiedad. Los investigadores de Filadelfia trataron a grupos de pacientes con ansiedad leve a moderada con extracto de manzanilla o con placebo. Sus resultados, publicados en el “Journal of Clinical Psychopharmacology”, revelaron que el grupo de la manzanilla tuvo mejoras moderadas en los niveles de ansiedad. Como tratamiento para la ansiedad subyacente, el té puede ser útil para los niños con TDAH.

Manzanilla y niños

En el momento de esta publicación en julio de 2011, no existen estudios concluyentes que relacionen el uso de la manzanilla en el tratamiento del TDAH infantil. Lo que la investigación sugiere, sin embargo, es que la manzanilla puede tener propiedades calmantes y mejorar el estado de ánimo. Dado que el TDAH a menudo tiene correlación ansiedad y estados de ánimo negativo, el té puede ser útil en estas áreas. Antes de añadir cualquier suplemento herbario a una dieta, los padres deben consultar al pediatra de su hijo.