¿Por qué las frutas y verduras van mal?

No deje que sus productos estropeen su salud o su presupuesto. Las frutas y hortalizas frescas están llenas de nutrientes, fibra y antioxidantes. Son organismos vivos que respiran y que se van a desechar si no se usan a tiempo, y su valor nutricional disminuye a medida que comienzan a estropearse. Comprender cómo se producen los estropeos, qué buscar y qué puede hacer para frenar el proceso de deterioro paga dividendos para su cuerpo y su cartera.

Causas

La mayoría de las frutas y verduras van mal debido al daño causado por microorganismos tales como bacterias y moho, procesos enzimáticos o moretones. Los microorganismos aceleran el deterioro del producto a través de la descomposición estructural. Los microorganismos como las bacterias y los moldes liberan sus propias enzimas a medida que crecen, acelerando el proceso de deterioro. Las enzimas, que se producen naturalmente en las frutas y verduras vivas, son parte del proceso de envejecimiento natural. El pardeamiento enzimático conduce a la decoloración y, más tarde, al deterioro. Moretones físicamente altera el exterior de sus frutas y verduras, que desencadenan reacciones enzimáticas.

Selección de productos

Busque colores vibrantes y frutas y verduras no dañadas al seleccionar su producto. La apariencia es casi siempre un buen indicador de la calidad. Seleccione su último producto durante su viaje de compras por lo que las frutas y verduras que requieren refrigeración no pasan mucho tiempo a temperatura ambiente. Si está comprando un grupo de artículos en un contenedor como una bolsa de manzanas, inspeccione todos los artículos cuidadosamente. Incluso si sólo una manzana tiene moho, recuerde que se propaga rápidamente y conduce a la rápida decaimiento para el resto del grupo.

Almacenamiento

La forma en que almacena sus frutas y verduras tiene un impacto significativo en su vida útil. Las temperaturas frías son las mejores para disminuir la respiración, pero no almacenar los productos dentro de recipientes herméticos, porque la falta total de respiración acelerará la descomposición. Las excepciones son cebollas, ajo y patatas, que se almacenan mejor fuera de su refrigerador en un espacio fresco, seco y oscuro. También debe tener en cuenta la compatibilidad de almacenamiento. Las frutas emiten gas etileno, que acelera la maduración, y algunas verduras son más sensibles que otras. Las combinaciones incompatibles incluyen manzanas y albaricoques almacenados con espinacas, lechuga u otros vegetales frondosos, notas de la revista “Vegetarian Times”.

Alternativas

Frutas congeladas y verduras son una solución fácil para eliminar su preocupación por los productos dañados. Compre artículos congelados en una tienda o incluso congele sus propios artículos caseros. También hay productos en el mercado diseñados para mejorar la vida útil de las frutas y hortalizas. Los absorbedores de gas de etileno y las bolsas de absorción de gas de etileno, por ejemplo, absorben gas y respiran lentamente.